¿Por qué ni siquiera te llamaron para la entrevista?



En Gaboral recibimos una cantidad más que considerable de currículums, además de realizar la selección para grandes empresas que depositan su confianza en nosotros, por ello ponemos especial cuidado a la hora de escoger a los mejores candidatos. Dicho esto, queremos que tú seas un candidato digno y que tu currículum destaque sobre los demás.

El primer elemento que se debe cuidar y que será el protagonista de este post es la foto. Este elemento juega un papel fundamental a la hora de que seas catalogado como un candidato apto o no. Es verdad que no es la única característica en la que se fijan nuestros exigentes reclutadores, pero sí que debes de cuidarla y mantenerla actualizada, de la misma forma de la que te encargas de añadir  tus experiencias y cursos nada más los realizas. Es más, una de nuestras seleccionadoras, Rosa, nos confiesa que una vez llegó a encontrarse una foto en la que aparecía una pareja besándose, obviamente ese candidato no fue seleccionado.

La fotografía es como tu carta de presentación, por ello debe estar adecuada a tu personalidad y al puesto que deseas obtener. Debes  pensar en fijar la mirada para transmitir seguridad y si sonríes ¡pues mucho mejor!

Al igual que le has dado mil vueltas a cuáles son las plantillas más usadas para hacer tu currículum, y has elegido la más original o la que más se acerca a la imagen que quieres transmitir para ese puesto, con la foto igual, introduce la creatividad en ésta adaptándola al puesto deseado y ganarás puntos extra.

Pasemos ahora a los consejos más técnicos que nos han enumerado el equipo de seleccionadores de Gaboral y que pueden marcar la diferencia:

  • Aprovecha la luz natural: debes sacarle partido a la luz del sol, ya que queda mejor si buscas una calidad buena  decidas el fondo que decidas. Un consejo sería que evites el sol de mediodía ya que podría crear sombras que no te favorezcan en el rostro.
  • Plano: se recomienda que la imagen sea de cintura hacia arriba o medio torso. Evita a toda costa esos recortes de las fotos en redes sociales por muy bien que salgas, elige siempre un toque profesional, al fin y al cabo vas a transmitir más y darás la sensación de que te lo tomas en serio.
  • Dirección: haz uso de un trípode para colocar el dispositivo con el que vayas a tomar la foto o, en su defecto, pídele a tu fotógrafo que no haga la instantánea desde un ángulo ni muy alto ni muy bajo (en este caso puede parecer que tienes la cara más alargada de lo normal). Lo más conveniente es hacerlo desde la misma posición en la que tú te encuentras, en línea recta.
  • ¿Móvil si o móvil no?: hoy en día la calidad de los móviles ha mejorado considerablemente, pero debes tener en cuenta que la forma en la que tú ves la foto en la pantalla puede diferir de cómo aparece después en el ordenador o incluso en el papel una vez lo imprimas todo. Si tienes duda sobre si tu móvil te jugará una mala pasada o no, la mejor opción es optar por ir a un fotógrafo y en pocos minutos tendrás los resultados que esperas.
  • Vestuario: en este apartado tocaremos un tema que da muchos quebraderos de cabeza, y ahora, ¿qué me pongo? Te sugerimos que elijas tonos neutros o que hagan contraste con el fondo plano elegido. Evita los estampados exagerados y opta por una ropa atemporal que no deje entrever si te la tomaste cuando era puro invierno y llevabas bufanda y jerséis o si te la tomaste cuando era verano e ibas en tirantes a todos lados. Pero lo más importante y un punto a favor aquí es que puedes usar tus prendas para mostrar tu personalidad, recuerda no escoger algo que nunca te pondrías para trabajar y con el que no te sientas a gusto. Eso sí, y sé que lo hemos repetido al principio del post: busca prendas que sean acordes al puesto al que optas; no viste de igual manera una persona que se dedique a la abogacía que otra que se dedique a la hostelería.
Y hasta aquí el tutocurrículum de hoy. Esperamos que este post te haya sido de ayuda, ¿quién sabe? A lo mejor la próxima vez que te presentes en Gaboral a entregarnos tu currículum, alabamos modestamente tu foto. El consejo te lo damos nosotros pero llevarlo a la práctica es cosa tuya.

Mucho ánimo que el trabajo está ahí, solo tienes que seguir las pistas y utilizar las herramientas más adecuadas.

Twitter

Facebook

Social Media