¡Nervios fuera y borda la entrevista!



En Gaboral somos expertos en lo que a selección de personal se refiere. Grandes empresas provinciales confían en nuestro criterio y por ello, debemos ser muy cuidadosos a la hora de escoger al candidato óptimo y que más se ajuste a las exigencias y al perfil de las empresas demandantes. Por ello y de cara a continuar el post anterior y orientar un poco más sobre el proceso de selección y cómo convertirlo en una victoria, le hemos preguntado a nuestra seleccionadora Rosa Reina sobre la entrevista y en lo que se fija en las mismas, así como los aspectos que deben cuidarse con más detalle.

En primer lugar, Rosa nos comenta el proceso a seguir en Gaboral; ¿quiénes somos y a qué nos dedicamos? Transparencia ante todo para aportar ese toque de confianza que se está perdiendo, you know. Tras esto, nuestra seleccionadora de primera división, tantea la información básica del candidato: localidad, disponibilidad horaria, disposición en lo que a movilidad geográfica se refiere y, por último, su experiencia profesional por orden cronológico de mayor a menos antigüedad. Esta primera toma de contacto es vital; Rosa estudia postura, expresión, gestos y presencia del aspirante.

“La postura es primordial, el entrevistado debe estar relajado pero sin llegar a lo que llamo Bartola en el diván del psicólogo, es decir, prácticamente tumbado. Una postura correcta es un escaparate de 10. Respecto al tono, busco que sea firme y con seguridad, otorga mucha más confianza y eso hace ganar puntos, aunque cuidado con pasarse, hay aspirantes que aportan un exceso de confianza en sus expresiones y forma de hablar que lo único que provoca es el descarte ipso facto”.

Una vez realizada la primera entrevista en la que procuramos conocer las cualidades generales del candidato, así como las aptitudes profesionales específicas del mismo, pasamos a la segunda entrevista: la decisiva. Esta entrevista se da cuando dudamos entre más de un candidato para cubrir el puesto demandado por alguno de nuestros clientes y, como siempre, queremos llevar al trabajador más idóneo.

En esta segunda entrevista, abordamos temas más concretos para con el puesto que está en juego. Cuestiones referentes al salario, horario y tipo de contrato, serán los protagonistas del segundo round de este proceso.

¿Qué determina la selección de la persona que cubrirá finalmente el puesto? La disposición del candidato, sin duda. Rosa comenta que la entrevista es tanto para conocer bien al aspirante como para que éste también conozca el puesto que está en juego, ya que es posible que no le convenga algunas de las condiciones del mismo. Al fin y al cabo, esto es una relación en la que ambas partes buscan estar satisfechos.

“Recomiendo ser sincero al 100%; si el puesto no conviene o no se está de acuerdo con alguna de las condiciones, hay que comunicarlo, insisto en que es vital que ambas partes terminen satisfechas y eso se consigue únicamente mediante la comunicación”.

Este es nuestro proceso de selección, ni más ni menos; procuramos realizar la mejor selección para nuestros clientes y tú puedes ser el candidato idóneo, ¿quién sabe? Si no lo intentas, nunca lo sabrás. Ya sabes, pásate por nuestra oficina y borda la entrevista siguiendo los tips que te ha dado la mismísima seleccionadora que te atenderá.


Twitter

Facebook

Social Media